Otoño


Otonyo queda viendo como  cae la lluvia, una lluvia distinta acompañada de una oscuridad inusual y temprana, no muy propia del verano que ha pasado,  con sus playas  y un sol intruso que no rendía a dormir temprano seducido por  la  inquietante jovialidad de la temporada.  Siente una brisa distinta, y nota como  las risas han abandonado los espacios libres  para adentrarse en sus moradas individuales y aislantes de las cuales ya no participará más, los árboles ya no son capaces de cobijarlo,  dejandolo así expuesto y  acudiendo  a ellos reboza sorprendido al salir vistiendo de un manto amarillo y anaranjado, sin duda alguna Otonyo advierte la llegada del Otoño, y este a su vez, revestido de melancolía.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s